Bogotá, 23 de febrero de 2016

Con doce horas de anticipación, concluyen maniobras de empalme norte del desvío de la red matriz de acueducto Tibitoc, en la calle 94 con NQS

  • Ya fue habilitada de nuevo la circulación norte-sur por la avenida Carrera Novena desde la calle 100 hacia el sur.
  • Más de 40 operarios trabajaron durante 24 horas continuas para el empalme de la red matriz de tibitoc.  
  • Antes de concluir esta semana estará en servicio en su totalidad la calzada oriental de la Avenida carrera Novena entre las calles 93bis y 95, con el contraflujo que se habilitará por esta.  

Con doce horas de anticipación, logramos concluir las maniobras del empalme norte del desvío de la red matriz de acueducto Tibitoc, en la Calle 94 con Avenida Novena, por esta razón, se pudo restaurar el tráfico vehicular en el costado occidental de la NQS desde la Calle 100 hacia el sur, manifestó la directora del IDU, Yaneth Rocío Mantilla. 

 

Esta maniobra fue posible, gracias a la coordinación interinstitucional entre la Secretaría Distrital de Movilidad, la Empresa de Acueducto y el IDU.

 


En este punto culminó el empalme norte del desvío de 750 metros de la red matriz de Tibitoc, que pasan de la calzada occidental de la carrera Novena a la oriental, para poder continuar con la construcción de los pasos a desnivel.
 

De esta manera, anotó la funcionaria, estamos cumpliendo satisfactoriamente con los nuevos tiempos de ejecución del proyecto de construcción de la intersección a desnivel de la Av. Laureano Gómez (AK 9) por Calle 94 y su conexión con la Av. Santa Bárbara (AK 19), obras que en la actualidad tienen un avance general del 75% y que concluirán a finales de este año. 


La red matriz Tibitoc (de diámetro 72”) fue desviada en una longitud aproximada de 750 metros, trasladándola de la calzada occidental de la AK 9 a la calzada oriental de la misma entre las Calles 97 y 93 Bis, pasando ahora por debajo de las obras subterráneas de la intersección a desnivel, lo cual permitirá continuar con el hincado de pilotes, tablestaca metálica y las excavaciones que van conformando las pantallas de contención y las vías a desnivel del mencionado costado occidental del proyecto.



Con 12 horas de anticipación se abrió de nuevo la circulación por la  carrera Novena desde la calle 100 hacia  el sur de la ciudad.
Los compromisos adquiridos por esta administración, para la entrega paulatina de la obra, son los siguientes:
 

Esta primera fase se está cumpliendo al culminar la primera etapa de la adecuación y traslado de la red matriz de Tibitoc, que tiene una longitud de 750 ml en diámetros de 1.85 m y 1.50 m y suministra agua al 40% de la ciudad, y la construcción de 6.580 metros cuadrados de espacio público totalmente nuevo.

Tras terminar esta etapa quedará en servicio la calzada oriental de corredor de la Avenida Carrera Novena entre las calles 93bis y la calle 95, con una longitud aproximada de 550 metros. 

La segunda fase iniciará en el tercer trimestre de 2016 con la entrega total de la calzada occidental, es decir la carrera Novena entre calles 93 Bis y 95 donde los vehículos podrán transitar de norte a sur y de sur a norte sobre la vía concluida.

Finalmente en el último trimestre del 2016, se dará al servicio el puente peatonal y la rotonda de la calle 94 por Av. Novena con sus pasos a desnivel, que permitirá hacer los siete giros planteados sin la interferencia de semáforos.

En la actualidad el Consorcio AIA-CONCAY 2012 encargado de las obras tiene, vinculado al proyecto 450 personas, entre operarios, técnicos y profesionales. El presupuesto estimado de la obra asciende a 166 mil millones de pesos. La interventoría está a cargo de del Consorcio Gómez-Cajiao-Joyco.

 

Oficinas Asesoras de Comunicaciones-IDU