Logo alcaldia de Bogotá

Instituto de Desarrollo Urbano - IDU

la vía de acceso a Amapolas inicia construcción a mediados de abril

  • Esta vía en la localidad de San Cristóbal, hace parte de la Avenida Los Cerros o antigua vía al llano, entre calle 23 sur y transversal 17 B este, y contribuirá con la movilidad de los habitantes de este sector de la ciudad.

  • Una vez finalizadas las obras programadas, hacia el mes de diciembre, esta vía beneficiará a más de 95 mil personas de la UPZ San Blas.

  • Actualmente avanza la etapa de preconstrucción con la revisión de los estudios y diseños, instalación de los instrumentos de monitoreo geotécnico, patologías a las estructuras en concreto, y tratamientos silviculturales, entre otras acciones.

Bogotá, 31 de marzo de 2020. Hacia mediados del próximo mes de abril se dará inició a la construcción de las obras de estabilización de la avenida de Los Cerros, entre calle 23 sur y transversal 17 B este, más exactamente en el barrio Amapolas, de la localidad de San Cristóbal. Actualmente, este proyecto avanza en la etapa de preconstrucción, de acuerdo con el cronograma establecido.

El Instituto de Desarrollo Urbano celebró el contrato de obra No. 1199-2020 y el contrato de interventoría No. 1350-2020, para ejecutar la terminación de la construcción de las obras de recuperación, estabilización y complementarias de la Avenida de los Cerros, entre Calle 23 Sur y Transversal 17 B Este, acceso al barrio Amapolas, y en desarrollo de este contempla tres etapas: preconstrucción (5 meses), que inició el 13 de noviembre de 2020; construcción (7 meses), que inicia el próximo 13 de abril de 2021; y recibo (1 mes).

La población directamente beneficiaria es la que se encuentra ubicada sobre la vía en la que se presenta el fenómeno de inestabilidad geotécnica, es decir, los habitantes del barrio Las Amapolas, al igual que los usuarios que se movilizan por la vía, en cualquier tipo de transporte y/o peatones. Se calcula una influencia directa del proyecto para 95.993 habitantes, específicamente de la UPZ San Blas.

En la actualidad, y en desarrollo de la primera etapa del contrato, se avanza en la ejecución de actividades priorizadas como el monitoreo geotécnico y los tratamientos silviculturales, previamente aprobados por la SDA mediante la resolución 1000 de 2018 y prorrogados por la resolución 1211 de 2020.

Antecedentes de la obra

La avenida Los Cerros, entre calle 23 sur y transversal 17 B este, y el acceso al Barrio Amapolas, se han vistos afectados por continuas deformaciones en la plataforma de soporte de la vía, que ocasionan pérdida parcial y total de la banca existente, haciendo inviable la utilización de este tramo vial. Ésta pendiente es favorable a procesos de remoción en masa que han venido afectando los taludes adyacentes a la vía y a la banca misma, como consecuencia del desarrollo urbano y del desarrollo minero consistente en la extracción desordenada de materiales pétreos en la zona del proyecto.

Esta vía arterial de dos carriles, localizada sobre el talud de corte, presentó tres eventos de inestabilidad geotécnica desde el año 2017. Dos de ellos afectaron directamente el funcionamiento de la vía y comprometieron la banca tanto de la Av. Los Cerros, como de la vía de acceso al barrio, que se encuentra en la parte baja de los taludes afectados.

En ese año el IDU, mediante Resolución 006117 de 2017, adjudicó la licitación pública IDU-LP-SGI-023-2017 a la firma Ballén B y CIA SAS, para la construcción de las obras de recuperación y estabilización y suscribió el contrato IDU-1492-2017. El contratista no cumplió con el objeto contratado, dejando un avance físico del 34%, sin ningún componente terminado, con construcciones parciales en los muros de contención No. 1 y No. 3, y excavaciones abiertas. La entidad procedió a caducar el contrato, mediante resolución No. 012570 de 2019, y aplicó la cláusula penal por valor de $2.877 millones, además de hacer efectiva la póliza de cumplimiento a favor de la entidad.

De ahí que el año pasado el IDU suscribiera los contratos de obra con el contratista Otoniel Sarmiento Melo, y de interventoría con el Consorcio Taludes IC, para una inversión de $9.614 millones en obra y de $ 1.499 millones en interventoría, para un total de $11.114 millones.

Sobre la gestión predial adelantada para este proyecto, explica el director del IDU, Diego Sánchez Fonseca, quien hoy realizó recorrido por el lugar. “Para la estabilización geotécnica y sostenimiento en el sector de Amapolas, fueron requeridos 6 predios, de los cuales 5 son objeto de adquisición y 1 corresponde al predio a no adquirir. Una vez adelantado el proceso de adquisición, los predios fueron recibidos en la vigencia 2017 y entregados al contratista de obra

para el desarrollo de la obra”. El valor comprometido por concepto de adquisición predial fue de $454.6 millones.

La obra y sus beneficios

La estabilización del talud sobre el barrio Amapolas implica la construcción de 152 metros lineales de muro de contención en concreto reforzado y obras de drenaje. Esto mejorará también las condiciones de servicio y de seguridad vial para los automotores, con la reconstrucción de 1 kilometro/ carril de vía, permitiendo dar continuidad a la antigua vía al Llano.

Adicionalmente mejorarán las condiciones de acceso peatonal en el sector con la construcción de un total de 676 m2 de espacio público.

Además de los beneficios físicos que traerá esta obra a la comunidad de Las Amapolas, está la oportunidad de acceder a los más de 60 empleos generados por la misma, así como a la reactivación del comercio y la prestación de otros servicios en el sector.