Instituto de Desarrollo Urbano - IDU

Logo Presidencia de la República

Sociedad Colombiana de Ingenieros apoya TransMilenio por la carrera Séptima

Odoo CMS - una imagen grande

Bogotá, 28 de agosto de 2018. En el marco de las 100 conversaciones por ‘La Nueva Séptima’, el presidente de la Sociedad Colombiana de Ingenieros, Argelino Durán, manifestó su apoyo total al proyecto de renovación de la Carrera Séptima como una propuesta integral de renovación urbana y transformación de la movilidad en ese corredor.

Durán afirmó que “en realidad es una renovación completa de la Carrera Séptima y por eso puedo decir que desde la Sociedad Colombiana de Ingenieros (SCI) apoyamos ese proyecto”.

 
 

Así mismo, Durán fue enfático al asegurar que “Transmilenio por la Séptima es un proyecto que la ciudad necesita el cual favorece el transporte y la movilidad de la ciudad, permite reordenar el espacio urbano y valorizar los predios que van a quedar a su alrededor o en los sectores aledaños”.

El dirigente gremial destacó que el proyecto de ‘La Nueva Séptima” es una apuesta para transformar la movilidad no solo del corredor sino de toda la ciudad, teniendo en cuenta que es un proyecto necesario para la conectividad en Bogotá.

Cien conversaciones para informar la Nueva Séptima

Actualmente el IDU adelanta más de 100 conversatorios, foros, y reuniones donde se han explicado algunos beneficios del proyecto como la reconstrucción de todas las aceras de la carrera Séptima y la construcción de una CicloRuta de 11 kilómetros entre las calles 100 y 200.

La directora del IDU, Yaneth Mantilla, afirmó que “con ‘La Nueva Séptima’ se mejorará la calidad de vida de más de 3 millones de personas, que viven o transitan por allí y que hoy tardan hasta dos horas en los trancones que se presentan para cruzar la ciudad de norte a sur. No podemos desconocer los beneficios de este proyecto, ni mucho menos dejar que la discusión se plantee desde los intereses políticos o electorales de unos pocos, sin pensar en las necesidades de los ciudadanos”.

La obra comprende un total de 20 kilómetros de longitud entre las calles 32 y 200, y se plantea como una solución para la movilidad, el espacio público y la conectividad de ese corredor con las troncales de la carrera Décima, la Calle 26 y la Av. Caracas.

Los estudios indican que la velocidad promedio de la Séptima aumentará tanto para el transporte público como para los carros particulares, al pasar de 15 a 23 kilómetros por hora. Igualmente, se ordenará el tráfico al pasar de tener 110 paraderos del SITP y buses antiguos que paran en cualquier sitio, a solo 22 estaciones y rutas ordenadas.